dimarts, 9 de febrer de 2010

Pastel de pañales

La llegada de un bebé a la familia siempre es una noticia llena de esperanza. Es un pequeño milagro, que por cotidiano no debe dejar de ser milagro.

Y esta vez he buscado un regalo completamente práctico: un pastel de pañales. Y una tarjetita, por supuesto.



El pastel lleva unos adornos hechos con flores de papel de periódico arrugado.



Y aquí la tarjeta, como los papis no son muy del rosa lleva unos toques solamente en ese tono, mezclado con gris.